Blog

Empezamos a tener una colección de artistas…

Estas fotografías fueron tomadas por Carmen Suárez Álvarez, una muy joven estudiante de fotografía con mucho talento, como veréis. 18 años y ya es toda una artista.

Aprovechó la lluvia de estrellas y le salieron dos fotos espectaculares de nuestro cielo. No sé si os lo había comentado, pero como casi no tenemos contaminación lumínica, el cielo nocturno aquí es impresionante.

También hizo fotos de sus paseos: una arboleda con unas preciosas sombras, una foto de la entrada a nuestra aldea y otra del embalse visto desde aquí también. Son preciosas, no me extiendo más, juzgad vosotr@s. 😉

IMG-20180818-WA0018Doble cielo. Carmen Suárez Álvarez

Doble cielo 2Doble cielo 2. Carmen Suárez Álvarez

IMG-20180818-WA0019Túnel de árboles. Carmen Suárez Álvarez. Tenían que ser todos así, ¿verdad?

IMG-20180818-WA0025El embalse desde Pradomao. Carmen suárez Álvarez.

IMG-20180818-WA0023Entrada a la aldea. Carmen Suárez Álvarez.

IMG-20180818-WA0028El castaño del Monasterio de Sta. Cristina. Carmen Suárez Álvarez. Está lleno de cosas, incluso cabe una persona dentro.

Naturaleza = Belleza

Hoy voy a dejar varias fotos del lugar. Dos son de unos visitantes, me las han dejado para que podáis disfrutar de ellas.

Esta es de Hugo Pérez Novillo. 11 años. Es un gran fotógrafo, ¿verdad?

Atardecer en el cañón
Hugo Pérez Novillo

Y esta es de su padre, Rafa. Capturó este instante: el rosetón románico se ve reflejado en el muro de la iglesia del monasterio de Sta Cristina de Ribas de Sil como si fuera una proyección de cine. ¡Qué suerte!

Efecto de luz en Sta Cristina
Rafael Pérez

Y esta última la hice yo en un día de tormenta. El cielo se puso gris rosáceo, y este es el resultado. Un gran día de furia en el cielo.

Extraño color de tormenta
Extraño color de tormenta

Blog

Inauguramos el blog

¡Hola a tod@s!

En esta sección iremos añadiendo datos de interés de la zona, enlaces interesantes, y vosotros podréis ir dejando vuestros comentarios. De momento, que paséis un buen día. Nosotros ya lo estamos haciendo aquí, basta con respirar hondo y llenar los pulmones de este aire limpio y con olor a tierra, hierba y flores.